7 de noviembre de 2011

Porque me lleva la corriente.

7 comentarios
El otro día un amigo mío se enteró de que un servidor se había abierto un blog y me dejó un comentario en uno de los post. Como no he consultado con él al respecto de mencionar su identidad en público; como lo que sobran en el mundo son conflictos chorra; y como él mismo ha firmado con tal pseudónimo, me referiré a él como Félix. Pues bien, Félix es uno de esos amigos que quisieras tener a mano en todo momento y que te hacen aborrecer todas las circunstancias que te alejan de él. Hubo un tiempo en el que, en larguísimas conversaciones al salir del trabajo, Félix y yo arreglábamos el mundo y lo sanábamos de sus peores males. Unas veces compartíamos bando en la batalla, codo con codo. Otras, nos veíamos la cara de frente defendiendo remedios con diferente bandera. Pero estas charlas siempre eran, en cualquier caso, un placer. Un enorme placer. Y de hecho lo siguen siendo aunque, por desgracia, con mucha menor frecuencia que antes.
"Círculos dentro de un Círculo", de Wassily Kandinski (año 1923)
expuesto en el Philadelphia Museum of Art.
Uno reconoce que está conversando con un amigo de los de verdad por tres señales inequívocas. Primero, porque durante el diálogo vas alternando momentos de monólogo -que no es excatamente lo mismo que soliloquio- con otros de paciente y respetuosa escucha activa. Segundo, porque se transita desde lo personal a lo laboral, desde lo civil a lo militar o desde lo divino a lo humano sin pedir disculpas ni permiso, sin solución de continuidad. Y lo mismo se empieza hablando de las últimas novedades de los sobrinos, de la inflación argentina o de la receta del vitel tonné, que se termina con el conflicto vasco o el último partido del Celta de Vigo. Y fluye la cosa de aquí para allá como si fuera lo más natural del mundo. Y el tercer signo, decíamos, que evidencia que la conversación es entre amigos de los de verdad, es que ninguno pretende convencer al otro cuando su opinión o ideología no es compartida. Porque a un amigo se le acepta y se le quiere por lo que es. Y no hay, por lo tanto, necesidad alguna de hacer de él un correligionario converso, de someterlo a nuestra misma doctrina. El placer no radica en un final con vencedores y vencidos.  Radica en disfrutar de la compañía, de la dialéctica, de la conversación en sí misma. Y en aprovechar estas ocasiones regaladas por los amigos para contemplar el mundo a través de otros prismas, para desentrañar  el funcionamiento de otras lógicas, para conocerlos más si cabe. Y todo esto, que un amigo como Félix te lo regala a cada momento, no se mide por su precio sino, como todas las cosas que hacen que la vida merezca la pena, por su valor incalculable.
Por eso, amigo Félix, me sabe a muy poco tu comentario en mi post sobre el 15M. Porque los dos sabemos que, en otros tiempos, un tema con tanto jugo nos hubiera servido de excusa para ocupar un par de horas o tres alrededor de unos vasos de albariño o un café con alfajores, según la hora y el humor. Y por eso me  sentí  insultado al enterarme de repente, hace apenas unos minutos, que la réplica  que te estaba preparando excedía bastante un límite de 4.098 caracteres. Y me he dicho hay que joderse, no ha nacido el cabrón que ponga márgenes a una charla con mi amigo Félix. Así que a falta de huecos en las agendas, sin reserva de mesa como estamos, estimado Félix, y con los kilómetros canallas que nos separan, no se me ocurre mejor sucedáneo que un post entero que te dedico.
GIF Apartamentos  728x90

2 de octubre de 2011

Una mañana de domingo.

4 comentarios
Esta mañana, a eso de las once del mediodía, han decidido mis adorables vecinos del entresuelo lo que toca y lo que no toca. Y a los habitantes de las restantes 5 plantas del bloque (y al barrio entero y alrededores) nos tocó jodernos, resignar la mañana, dar por perdido el domingo y hemos visto, ya de paso, considerablemente mermada la fe en la especie humana que manifestábamos en el anterior post. Un simple gesto, clic, y se fué todo a la mierda. Ya ven qué fácil es destruir o, como dirían algunos snobs, desaprender.
A mis adorables vecinos del entresuelo les debió parecer que la mañana era un fiel reflejo de sus propias personalidades y de sus propias existencias, es decir, algo vacío, insignificante, insustancial y tedioso. Me los imagino asomándose a la ventana por la mañana temprano: el sol radiante, elevándose desde el mar y llenando de colores y reflejos la mañana mediterránea, y una discretísima brisa de levante dando la temperatura 'al dente' para un perfecto domingo. Me los imagino viendo esta escena por la ventana y diciéndole la una al otro: "Jhony, churri, pon algo de música, anda". Como repentinamente iluminados para enmendar a la mismísima 'Madre Natura'. Como sintiéndose obligados a llenar los vacíos en plan performance: puertas y ventanas de par en par, altavoces en el alféizar... no sé si me explico.

"Rocas al Borde del Mar", de Paul Gauguin (1886), óleo sobre lienzo
actualmente expuesto en el Konstmuseum de Goteborg.


26 de septiembre de 2011

Aquellos maravillosos clásicos.

2 comentarios
Qué enorme placer es siempre revisitar a los clásicos. De la literatura, del cine, la pintura o de lo que sea. Pero hoy me ha tocado la fibra un libro. Y me ha dado por pensar que no es casualidad que determinados trabajos hayan sobrevivido a los implacables embates del tiempo, al azote de las críticas, al cambio de las modas en el vivir y en el pensar. Algo tendrán que les hace perennes. Vamos, digo yo. No habrán vencido a sus competidores coetáneos, no habrán empatado fuera de casa -e incluso ganado alguna que otra vez por goleada- a los que han arribado a posteriori con nuevas obras de nuevos tiempos por una vulgar cuestión de azar. Todos tenemos alguno: Dickens, Apollinaire, Chéjov, Delibes, Twain... Y es que hay libros que, superiores a las modas, valen para toda época. Que, a pesar de los lustros, siguen conteniendo actualizadísimas lecciones sobre la vida y sobre la naturaleza humana. Sobre lo mejor y lo peor del mundo que hemos creado. Hay autores universales que, desde el pasado, siguen dispuestos a hablarnos de nuestro tiempo, del ahora y sus protagonistas, mejor incluso que la abundante cordada de actuales escuderos del mercado. Y con más categoría, dónde va a parar, y honestidad y educación.
"Sin Pan y sin Trabajo", óleo sobre tela de Ernesto de la Cárcova, 1892. Expuesto
en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) Buenos Aires, Argentina.

23 de septiembre de 2011

Pasen y vean.

0 comentarios
En este humilde foro ya recogimos en su día -en el post titulado 'Actualidad: analgésico contra la realidad enferma'- algunas reflexiones acerca de ese tipo de noticias que vienen a confirmar lo que ya todos sabemos. Esta vez es el Consejo de Administración de RTVE, bautizado desde hace unos días como 'La Banda del Telediario', quien nos ofrece una reveladora visión de la transtienda de la política y, muy en particular, de su insalubre conexión con los más exclusivos lupanares en que (se) han convertido los medios de INFORMACIÓN comunicación patrios. Pasen y vean, queridos compatriotas y observadores forasteros. No dejen pasar estas raras ocasiones en que tan herméticos clubes están accidentalmente de Jornada de PIERNAS Puertas Abiertas.
Y en ÁcidoPúblico volvemos, por la parte que nos toca, también a las andadas porque, de nuevo y ya van tres, un comentario nos ha madurado a post. Esta vez le ha tocado el turno al blog de Antón Losada en el que se recogen unas muy sensatas reflexiones acerca del particular tema que nos ocupa. El comentario dejado por ÁcidoPúblico -y pedonen la autocita - fué el siguiente:
"A ver cuándo alguien llama ya, de una vez por todas, querido Antón, a las cosas por su verdadero nombre, sin tapujos ni tanto eufemismo ni leches. A España nos está siendo particularmente complicado lidiar con los efectos de una crisis mundial por una única razón: nadie de los de ahí afuera (llámele mercados, prestamistas o como le venga a usted en gana) confía un carajo en nuestros políticos. No en España o en su economía o en sus gentes. En SUS POLÍTICOS.

"Duelo a Garrotazos", también conocido como "La Riña" (1820-1823), fresco de
Francisco de Goya que decora los muros de la Quinta del Sordo, Madrid.

31 de agosto de 2011

Turno de réplica.

3 comentarios
La inspiración, oh sorpresa, ataca -valga la redundancia- por sorpresa. Las reflexiones de hoy surgen a raíz de un conciso post publicado hoy mismo en el paradigmadelaverdad.com, rubricado por Gabriel Blanch -al que humildemente felicitamos desde aquí por la enorme expectación que su mordacidad ha suscitado- y en el que se hace eco de una fotografía de dos supuestas espectadoras supuestamente turistas supuestamente afectadas por la supuesta tortura, con supuesto final de muerte, de una  res en una plaza de toros supuestamente española.
La cola de comentarios que los diferentes lectores -defensores de  'la fiesta' unos, antitaurinos los otros- fueron dejando a lo largo de la mañana constituyen, si duda, una muestra representativa de los principales argumentos que suelen sostener de manera habitual tanto los unos como los otros y de los diferentes grados de deriva natural que de todos y cada uno de ellos se suele hacer hacia la demagogia. La inspiración sobreviene cuando menos uno se la espera, decíamos, y lo que empezó tejiéndose como una breve réplica a uno de esos comentarios, firmado por un tal miguel, acabó siendo un post en sí mismo que reproducimos a continuación y que, con la venia, licenciamos en ÁcidoPúblico en forma de segunda edición. Eso sí, no sin antes recomendaros primeramente, para una correcta comprensión, queridos lectores, la consulta de la fuente original en el siguiente enlace: paradigmadelaverdad.com.

Estimado miguel:
No puedo dejar pasar la ocasión sin trasladarle a usted mi admiración por tan convincentes razonamientos así como también le hago llegar las espontáneas y sonoras carcajadas que sus palabras me provocan, cosa que le agradezco profundamente en estos tiempos que corren. Sus comentarios son de un potencial humorístico exquisito y le felicito por ello. Admiro, por ejemplo, su superlativa capacidad de 'empatía' para ponerse en la piel de un toro -no es metáfora- y sostener desde ese lugar y a renglón seguido razonamientos tan poco animales, tan humanos, sensatos y de categoría intelectual tan elevada. Admiro no sólo su perfecta comprensión de las universales leyes de la naturaleza sino también su abnegado ímpetu a la hora de defender que de ellas se haga una fiesta de exaltación colectiva, a la hora de emularlas y celebrarlas pública y colectivamente en el coso. Admiro, por último, su sensatez y capacidad de análisis y de síntesis cuando sentencia usted que "el mundo no es perfecto" (sic) y que "la fiesta de los toros es cruel y salvaje" (sic again). Absolutamente genial, si me permite, y por ello le felicito. En definitiva, que me he reído mucho con su comentario, vaya.

"La Caza en los Bosques", témpera sobre madera de Paolo Ucello. Año 1460.
Expuesto en el Museo de Arte y Arqueología Ashmolean, Universidad de Oxford.

20 de agosto de 2011

Exaltación colectiva.

0 comentarios
Vayan por delante las disculpas. En tierras donde el estío es cuestión de estado, hoy es el día más cálido del año y no ayudan tales condiciones a serenar las mentes tendentes al delirio. Vayan por delante las disculpas, por tanto. Y, para evitar que se contagien de la fiebre, les sugiero el agua clara de los enlaces y las etiquetas decantadas de sus fuentes. Y luego, una reconfortante siesta.
El escándalo ha muerto. El genuino, el auténtico, el verdadero escándalo ya no existe más. Apenas consumimos ya los burdos sucedáneos que nos sirven los guiones de los reality-show, el panfletismo deportivo o las secciones de 'suciedad varia' de los tabloides. Y con ellos tarareamos 'satisfacsion'. Pero escándalos como los de antes, de cosecha propia, con origen y manufactura casera, escándalos mundanos y corrientes que están en boca de todo el vecindario y hasta le cambian a uno el humor y la tensión, ésos han desaparecido para siempre. Y no se habrá extinguido el escándalo por falta de materia prima precisamente, -gratuita y abundantísima ésta por todas partes- si no fundamentalmente debido a la inmunidad que ha inoculado en todos nosotros, usuarios de sociedades de consumo, su sedante y postmoderno verdugo, el confort.
"La inspiración y el poeta", Nicolás Poussin, 1629.
No es lo mismo el confortable, superficial y profiláctico escándalo ofrecido desde la TV -clic, ya está- de disfrute pasivo, simultaneable con palomitas y cacahuetes y siempre con la confianza que da tener a mano el botón rojo del mando a distancia. No es lo mismo esto, que hilvanar un escándalo propio a partir de la observación crítica y atenta del mundo 'on live', y del análisis del contraste de lo observado con unos valores, con unos principios. No, no es tan fácil ni cómodo sacar la cabeza ahí afuera, a tope de “ON”, y volver con escándalos recolectados de las marquesinas, de los felpudos, los poyos de la plaza o la cinta transportadora del hipermercado. Es arduo competir con el producto ya descompuesto ya masticado del catódico electrodoméstico.

15 de agosto de 2011

Tengo derecho a ser fashion.

2 comentarios
Son épocas de indignarse, está de moda. Y como toda buena moda que se precie, es efímera en su recorrido de fondo y trepidante en sus efectos inmediatos. Breve pero intensa, como un orgasmo. Si en algún tiempo pasado fueron moda las hombreras, los tamagochis, las medias con costura o los minicúper, hoy por hoy lo que está “in” es cagarse en la madre de todo lo que se mueva. Da igual el modo en como esto se haga y da igual quién sea el blanco del tartazo, el caso es que cada uno pueda despacharse a gusto. ¿Que viene el papa Ratzinger de visita?, pues nos cagamos en todo el colegio cardenalicio. ¿Que la familia real está de vacaciones?, pues entonces evocamos todo el árbol genealógico desde Carlos V ordenados por grado de hemofilia. ¿Que tal o cual empresa tienen beneficios con la que está cayendo?, madre que los parió. ¿Que los políticos se van de vacaciones los muy incompetentes?, pues mierda pa todos ellos también.
Parafraseando de manera herética – y que el maestro Calderón nos perdone- podríamos decir que la vida es moda, y las modas, modas son. Y su razón de ser como moda alcanza su máxima expresión en el
Frgamento del mural de Diego Rivera
'El Hombre en el Cruce de Caminos'
(1934) que decora el tercer piso del
Palacio de Bellas Artes de México.

momento en que se saca a la calle para que los demás vean lo fashion que es uno y lo cool que es ir a la última. En este punto hay quien podrá decir que lo que está de moda no es la indignación en sí misma sino que ésta es una consecuencia, un síntoma febril, del mal uso. Esto es, de la corrupción, de la ambición desmedida y de la falta de escrúpulos de todos los que están -faltaría más- por encima de uno: dios y sus representantes, los gobiernos y sus representantes, las empresas y sus representantes, y hasta los antepasados difuntos de cada cual y sus representantes, sin cuya colaboración no estaríamos ahora como estamos de cogidos. Cabrones malparidos todos. Esto es lo que dirían algunos.
Pues como en este blog no la tenemos ni más corta ni más larga que cualquiera ejercemos mediante este post nuestro derecho a ir a la moda imperante y en un extático alarde de indignación prêt-à-porter me voy a cagar no sólo en mí mismo sino, ya puestos, también en todos ustedes. Ahí queda ésa. Y, además, de regalo 3x1, les daré las razones por las que lo haremos, que son, valga la redundancia, tres:

11 de agosto de 2011

Humor para hoy, hambre para mañana.

2 comentarios
De todas las circunstancias que pueden provocar risa, aquéllas que sobrevienen sorpresivamente son, sin duda, las más sanas y gozosas, y las que presentan mayores propiedades terapéuticas. Como la que ha alegrado en un momento todos los males a cierto blogger novato cuando, armado con una humeante taza de café y los párpados todavía entumecidos por el sueño, se encontró en menos de quince minutos con los siguientes cuatro titulares de la prensa seria.
"Jarra y vaso de agua", óleo sobre lienzo de
Jean-Baptiste Siméon Chardin. Año 1760.
Suspenden a la directora de la CAM de empleo pero no de sueldo.

Una concejala del equipo de gobierno se va en mitad de un pleno para acudir de figurante al plató de  'Sálvame'.

La edil de cultura ve "demasiado gallega" la agenda de actos para las fiestas de A Coruña.

Otorgan la concejalía de Medio Ambiente a un pirómano confeso.

8 de agosto de 2011

El post número 13. Sin que sirva de precedente.

0 comentarios

Llámalo como quieras. Eufemismos tienes cientos: víveres, viandas, carne, alimento… pero lo que guardamos en el frigorífico son pedazos de cadáveres de animales descuartizados. Esto no es un post gore, es una definición con palabras que no gustan. Y sin rodeos.
"Retrato de caballero veneciano", cuadro atribuido a
Giorgio Barbarelli da Castelfranco (Giorgione), año 1510.
Llámalo como más te guste. Tienes mil maneras. Podrás llamarme soez, repugnante, asqueroso… nos dan asco nuestras propias heces pero formaban parte de nosotros hasta que decidimos deshacernos de ellas. Esto no es escatología gratuita, es la crónica de un curioso cambio de criterio. Y no pasa nada.
Llámalo como nos han enseñado. Cultura, arte milenario, sustento de miles de familias, tradición… La tauromaquia es el espectáculo en el que unos pagan para que otros torturen hasta la muerte a un animal. Esto no es una condena, es la libre traducción de un anacronismo. Por ir al grano.
Llámalo como mejor te parezca: amor, ternura, compañía… Las mascotas son animales arrancados de su medio natural y esclavizados para curarnos la soledad a cambio de las sobras de la comida. Esto no es un juicio cruel, es lo que se ve desde otro ángulo. Y no hay por qué acomplejarse.

3 de agosto de 2011

Herramientas desaprovechadas en tiempos de crisis: la PNL (vol.2)

1 comentarios
Como ya hemos visto en el vol.1, la PNL (Programación Neurolingüística) es una valiosísima herramienta para saber cómo funciona nuestro propio cerebro. Uno de los padres de la PNL, Richard Bandler, define a esta disciplina como el “manual de instrucciones para usar con eficacia todo el potencial de nuestra propia cabeza”. El complicado nombre de la PNL procede de:
  • Programación: nuestro cerebro almacena incesantemente toda nuestra experiencia en una especie de archivo de secuencias aprendidas. Estas secuencias se guardan progresivamente en nuestra mente y es a ellas a las que luego recurriremos para construir nuevas ideas, acciones, comportamientos, etc.
  • Neuro: todo lo que percibimos, lo que pensamos y lo que sentimos es consecuencia de procesos neurológicos. Hoy en día los avances en tecnología nos permiten detectar y analizar mediante escáneres cerebrales cómo interactúan el cerebro y el resto del cuerpo o cómo los recuerdos activan determinadas partes del cerebro, por poner sólo dos ejemplos.
  • Lingüística: el lenguaje (ya sea éste verbal o no-verbal) codifica y expresa tanto nuestros pensamientos como nuestras conductas.
La PNL es un estudio de cómo percibimos, filtramos, organizamos y revisamos el mundo a través de nuestros sentidos y de cómo transmitimos nuestra representación del mundo a través del lenguaje verbal, corporal y sentimental. Es, por tanto, una escuela de pensamiento pragmático que sostiene que toda conducta humana se desarrolla a partir de “plantillas" aprendidas que podemos (y debemos) sanear regularmente. Como parte importante de nuestro carácter y de nuestra personalidad, estas plantillas precisan de revisiones periódicas, de actualizaciones y, en general, de distintas tareas de mantenimiento que por un lado nos garanticen una correcta relación tanto con nosotros mismos (comunicación intrapersonal) como con los demás (comunicación interpersonal); y, por otro, que minimicen en lo posible la aparición de conflictos en cualesquiera de estos dos terrenos.
El mundo que nos rodea es un macroescenario de una complejidad abrumadora. Toda la información que fluye desde este entorno hasta nosotros lo hace a través de los sentidos, esto es, los instrumentos con los que exploramos la realidad, la definimos y la delimitamos. Pero la densidad de información que recibimos a través de nuestros órganos sensoriales hace de la realidad un concepto absolutamente inmanejable que obligadamente hemos de simplificar. Esta idea fue descrita por primera vez por Alfred Korzybski, el fundador de la semántica general, y utilizó para ello la metáfora conocida desde entonces comoel Mapa no es el Territorio

Mapa de América según Sebastian Münster, 1561.

18 de julio de 2011

¡Welcome to Jauja!

2 comentarios
I - Introducción.

La abundancia es lo que tiene. Que si no se aplica sentido común, se termina por mal usar y por abusar de aquello que abunda. Vicios ambos en los que se cae cuando no se es del todo consciente de que los períodos de abundancia y los de escasez son fases alternas de un mismo ciclo que, más corto o más largo, se repite a fin de cuentas una y otra vez. Siempre repetitivo. Tarde o temprano. Leyes de la naturaleza, dicen las malas lenguas, que coloca según qué cosas en ruedas giratorias. Pero cuando el período de abundancia se alarga excesivamente, digamos porque la rueda que lo contiene sea enorme y tarde una barbaridad en dar una vuelta completa, o porque gire ésta muy despacio con idéntico resultado, o por las dos razones a la vez, perdemos la consciencia de este ciclo y una fase de riqueza que en principio es puramente transitoria se nos manifiesta con el estatus de un edén perpetuo e inextinguible. Y entonces… ¡Welcome to Jauja! El lugar donde las conductas se aburguesan, los estómagos se hamburguesan y las memorias se agruesan. La tierra donde todo el monte es orégano; donde las virtudes por antonomasia se llaman mal-uso, despilfarro e insensatez; y donde todo deriva hacia grotescas bacanales.
 
"Campesinos partiendo el pan", ilustración pertenciente al
Livre du roi Modus et de la reine Ratio, s. XIV. Bilioteca Nacional de Francia, París.


II - Origen y mitología de Jauja.

Geográficamente, Jauja es una península con forma de jamón de jabugo. Una descomunal paletilla de tierra rodeada por todas partes por el extenso e ilimitado Mar de la Abundancia. Por todas partes menos por la pezuña, donde se encuentra la estrecha y conflictiva frontera con el país vecino, un terruño poco poblado llamado Cordura, con otro idioma, otra organización y, en general, otras costumbres que nada tienen que ver. Jauja y Cordura viven de espaldas una a la otra. Como las dos Coreas. Al principio de los tiempos eran familia, concuñadas según recoge la mitología, y se contaban todos los chismes e iban a las rebajas juntas y todo. Pero ahora ya no se hablan, ni se envían christmas por navidad ni nada. Como mucho, si el azar quiere que se crucen en el shopping, se saludan con la mano, así, levantándola con desgana, como quien no quiere la cosa. No por nada, sino porque ninguna de las dos, ni Cordura ni Jauja, están dispuestas a que las tilden de maleducadas. Ah, no. Faltaría más, siendo ambas de tan buena familia y habiendo estudiado en colegios privados.

Los profesionales de la prensa seria de ambos lados de la raya ("La Gaceta de Jauja" ó "El Heraldo de Cordura") suelen definir esta complicada relación con palabras como cortesía, respeto mutuo, diplomacia o "cosas de la familia política" (sic). Otros en cambio, como es el caso de los tabloides amarillistas, de la prensa rosa o del colorín que sea ("The Jauja Sauce" o "Qué Cuerdo!", por ejemplo) titulan que lo que hay entre ambas es mucho cinismo, falsedad e hipocresía. Resumiendo y por abreviar, llámese como se llame, que a día de hoy no se tragan, vamos.

5 de julio de 2011

¿Estudias o trabajas?

1 comentarios
"Saturno devorando a su hijo", cuadro
de Peter Paul Rubens, 1638.
Prefacio: Mientras eliminaba algunos elementos antiguos de mi correo electrónico me encontré con “11 cosas que no se aprenden en la escuela”. Se trata de un undecálogo que circula desde hace años por e-mail, con incontables referencias en la web y un contenido posteado y reposteado hasta la saciedad(1). A los que todavía no lo hayan leído les aconsejo los blogs el Café de Ocata, desdesantiago o bien en forma de presentación con diapositivas en slideshare.net. Son once perlas cuya lectura ocupa apenas dos minutos y que han inspirado las reflexiones de hoy.

¿Estudias o trabajas?
Definitivamente, nos hemos despistado. Un breve instante de distracción y… ¡zas!, los niños se nos han ido a freír puñetas mientras los padres de las criaturas mirábamos escaparates. Es que los críos son así, les sueltas un momento la mano y aprovechan la ocasión para quitarte el hipo. Otra cosa bien distinta es que en un sindartecuenta cumplan los treinta sin oficio ni beneficio. Vamos, no me jodas, eso no es despiste. Y cuando le sucede esto a media generación, pues mireusté, eso sólo puede ser idiotez de máximo calibre. Y a la Real Academia me remito.

5 de junio de 2011

Actualidad, analgésico contra la realidad enferma.

0 comentarios
De vez en cuando nos pillan tan relajados que nos dejamos gratuitamente sorprender por noticias construidas con obviedades de Perogrullo. Disfrazadas de novedad salen impresas de los rotativos, se dispersan por la frecuencia modulada o invaden nuestros navegadores pero nada tienen de primicia por más páginas de diario que rellenen ni por más minutos de prime-time que ocupen. Nos referimos a los temas que se convierten en trend topic y que versan, por ejemplo, sobre las andanzas de un grupúsculo (no representativo, of course) de funcionarios que han sido cazados en el flagrante hábito de ultrajar el compromiso ético de acudir en tiempo y forma a sus puestos de trabajo en los servicios públicos pagados por todos los ciudadanos. Pues vaya descubrimiento. O también del cuento que narra cómo ipso facto una banda de corifeos salen al paso para defender a los menesterosos y serenar el multitudinario clamor popular con supuestas acciones correctoras y una confusa depuración de responsabilidades cuando lo único que pretenden es la engañifa de dejar escampar la tormenta y permitir que “la naturaleza de las cosas” siga su rumbo de siempre.
La resabiada ciudadanía conocemos desde tiempo inmemorial la realidad que pretenden descubrirnos estas pseudo-noticias que no tienen, por tanto, capacidad sorpresiva alguna. Ahora bien, no hay que desmerecerlas del todo ya que estas noticias presentan la elogiable propiedad analgésica de refrendar la vox populi y de disipar definitivamente las pocas dudas que todavía
"Remeros en el Yerres" pintura de Gustav Caillebotte, 1877.
pudiera existir entre el colectivo. Gracias a ellas, la enfermedad que ingenuamente sólo sospechábamos termina por confirmarse definitivamente: el descontrol en la gestión de lo que es de todos. La malversación crónica del erario público por acción u omisión, y el consentimiento de estas prácticas (si no colaboración) por parte de cargos políticos, funcionarios y sindicatos se ha convertido en el despreciable y eterno leitmotiv de la función pública.[1]

29 de mayo de 2011

Herramientas desaprovechadas en tiempos de crisis: La PNL (vol. 1)

0 comentarios
En 1973 un informático llamado Richard Bandler y un psicólogo llamado John Grinder, dos jóvenes investigadores de la Universidad de Los Ángeles (California, EE.UU.), se propusieron averiguar cómo las personas que eran sobresalientes en un campo determinado conseguían excelentes resultados muy por encima de los obtenidos por otros colegas. Lejos de tratarse de una simple curiosidad, Bandler y Grinder pretendían extraer de su  análisis un modelo que fuera reproducible, imitable y que facilitara a todos la obtención de resultados similares. De este modo el camino hacia el éxito se podría enseñar, podría ser aprendido y, por lo tanto, estaría al alcance de todos. Hoy en día aquellos jóvenes estudiantes son conocidos como los padres de la Programación Neurolingüística ó PNL (en inglés NLP), un modelo de cómo la mente humana procesa la información obtenida desde la experiencia con innumerables aplicaciones prácticas en la consecución de las metas que uno se propone en la vida.

Inicialmente, las primeras aplicaciones de la PNL recayeron en el campo de la psicología y de la pedagogía donde se manifestó como una excelente herramienta en terapias para la superación de fobias, el afrontamiento del estrés o el aprendizaje. Actualmente,
"Las Tres Esfinges de Bikini", cuadro de Salvador Dalí, 1947.
 su práctica se está extendiendo en ámbitos tan dispares como el mundo empresarial, la comunicación, la economía o el deporte. Su eficacia demostrada en entrevistas personales, en la gestión de conflictos y en la motivación de equipos de trabajo convierten a la PNL en un recurso valiosísimo infrautilizado por quienes la conocen pero lamentablemente todavía desconocido para la mayoría.

21 de mayo de 2011

15M contra "El Sistema".

11 comentarios
Resulta que a más de uno ya se le han hinchado las pelotas y se han arrojado las masas a las plazas para protestar contra el sistema y exigir de paso un cambio radical que, de momento, nadie sabe muy bien en qué consiste exactamente, a dónde queremos que nos lleve ni quién debe tomar el timón que lo guíe. Pero por algo se empieza, oye. Nombre ya tiene, y varios: 15M, Spanishrevolution, DemocraciaRealYa!... Y el primer paso para empezar tamaña revolución es recurrir a las mismas recetas del viejo mundo que pretendemos cambiar: maridaje de cruce de brazos con búsqueda de culpables de errores del pasado y aliño con mezcla de quejas, lamentos y exigencias a terceros. Rápido, fácil y para toda la familia!
Pretender reorganizar el universo con esta pócima milagrosa como única herramienta no deja de ser un síntoma más que refleja a la perfección la burbuja de golosina en la que seguimos viviendo una parte de la humanidad. Especialmente en occidente, donde conceptos como simpleza, confort, avaricia o inmediatez han desplazado a otros como trabajo, sacrificio, compromiso o entusiasmo en el Top10 de nuestra escala de valores. Hemos aceptado el triunfo de todo lo perecedero, del uso rápido y de lo fácil de tirar.  Y en este caso que nos ocupa se traduce en que estamos convencidos de que para curar males endémicos basta con sólo levantar las manos. Vamos, que a mí me huele a que queremos reducir nuestro colesterol pero sin salir del burgerquín. Y si finalmente no lo conseguimos, siempre podemos echar la culpa luego a ronalmacdonal.


"El Pic-nic", cuadro de Fernando Botero.

14 de mayo de 2011

El buen ciudadano tele-dirigido.

9 comentarios
Pongamos por caso que tuvieras la posibilidad de emprender un negocio en el que toda la población mundial trabajase para ti sin cobrar salario. Pongamos además que todos estos trabajadores colocan a las puertas de tu empresa la materia prima de manera absolutamente gratuita y desinteresada. Pongamos que, además de todo esto, los costes no recaen sobre tu negocio sino que se dividen en pequeñas cuotas impositivas que abona cada familia. Este hipotético negocio apenas tendría gastos, sólo beneficios. Imagínate, por último, que todo esto fuese no sólo completamente legal sino que además gozase de una imagen socialmente intachable.
"El vidriero", cuadro de Willem de Kooning, 1940
 Tan intachable que mereciese estar financiado y promocionado por las administraciones públicas y aplaudido por todos. Tienes el negocio perfecto ¿no es cierto? Lástima que se nos hayan adelantado. Este negocio ya existe y se llama Reciclaje.
Algunas afirmaciones nos las repiten tantas veces que pasado un tiempo ya nadie cuestiona su veracidad. Así es como auténticas patrañas se convierten en verdades incuestionables que se emplean luego en convertirnos en perfectos ciudadanos teledirigidos. De modo que antes de continuar con nuestra reflexión conviene que analicemos algunos de estos “dogmas de fe” que nos impiden ver más allá de lo aparente.

5 de mayo de 2011

Carta de SanBanco a los morosos 11,1-12.

2 comentarios
 Estimado Sr. Cliente Hipotecado:
 Nos dirigimos a usted con el propósito de recordarle el compromiso que con fecha   enmalditodía   se firmó entre Ud. y SanBanco S.A. actuando como notario el Ilmo. Sr.  Trinqué Unaparte  . Según lo acordado en tal fecha, con total libertad y en plenitud de facultades por ambas partes, SanBanco S.A. le facilitaba a usted un crédito del   cientoytantos  % del valor de la vivienda unifamiliar sita en la   Avda./ Recalificada   , cantidad destinada a la adquisición en compra de dicha vivienda y que ascendía a   unoscuantoscerosmil   €uros. El mencionado contrato recoge, en su artículo   tal-punto-tal   y siguientes, que usted se comprometía a reembolsar dicha cantidad a SanBanco S.A. en cómodos plazos mensuales durante los próximos   50   años. 
No es tarea de SanBanco S.A.  entrar a valorar los condicionantes que le llevaron a usted a contraer semejante volumen de deuda muy superior, por otra parte, al sensatamente aconsejable para una persona con sus niveles de formación, solvencia y patrimonio.
"Dollar Sign", cuadro de Andy Warhol, 1982.
 Tampoco SanBanco S.A. quiere juzgar su acierto al depositar tamañas dosis de fe en la leyenda popular que fabulaba y sigue fabulando acerca de la excelencia de la inversión inmobiliaria y del crecimiento infinito del valor de la vivienda  por los siglos de los siglos. Ni queremos ni debemos valorar, tampoco, si realmente eran necesarias para sus intereses no sólo una vivienda de tales características sino además la suscripción de menores, aunque sustanciales, adeudos crediticios al consumo como la compra de un paquete vacacional al año, dos automóviles de semi-lujo, equipos audiovisuales de alta fidelidad o compras con cargo diferido (más intereses) a tres tarjetas de crédito. Insistimos, no son de nuestra atribución tales valoraciones. No obstante lo dicho…

29 de abril de 2011

Invisibles compañeros de viaje

4 comentarios
Riingg!! El despertador te arranca el sueño como violento pistoletazo de una nueva carrera contra el reloj. Sin apenas levantarlas del suelo y con los ojos todavía sensibles a la luz, arrastras tus zapatillas por el piso hasta el borde de la bañera. A tientas, y no sin cierta dificultad, consigues abrir el grifo y, tras comprobar su temperatura, sumerges tu cuerpo bajo el fino hilo de agua de la ducha.
La lluvia que cae sobre ti te inunda los bostezos con agua potable, invisible disolución de Floculantes, Sulfato de Aluminio y trazas de Cloro. La combinación del vapor caliente, el roce del agua y el seductor olor a Cocamidopropyl Betaine del gel de ducha te resarce del violento alarido del despertador y te provoca una instintiva sonrisa de placer. Masajeas tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos embadurnadas de la espuma de Tetrasodium EDTA y Poliquaternium-39 de un cremoso champú que se anuncia como vegetal y que devolverá a tu cabello un brillo televisivo. Los restos espumosos de tus compañeros invisibles de ducha, resbalan con el empuje del agua para continuar su ineludible ruta de fontanería hacia el mar.

"Después del baño", de Joaquín Sorolla, 1911.
Fuera ya de la ducha y con una mejorada lucidez en la cara, te vuelves a sorprender,  un día más, de la capacidad que 35 litros de agua potable tienen para deshidratar tu piel. Un bodymilk rico en C12-15 Alkilbenzoato soluciona este problema cotidiano dándote un perfecto acabado en hidratación y permitiéndote, durante unos minutos, seguir atenta a una noticia sobre la EFSA que están pasando en la radio. El resorte metálico de la tostadora y el vapor de la cafetera interrumpen a dúo tus reflexiones para anunciarte el inminente cambio de tercio.

25 de abril de 2011

La molécula afrodisíaca ¡ya a la venta!

3 comentarios
 Para el cuerpo y la mente humanos existe muy pocos momentos con mayor sensación de bienestar que los minutos después de haber echado un polvo. Esto, lejos de ser un novedoso descubrimiento, es sabido por mujeres y hombres casi desde el principio de los tiempos. Mucho más reciente es, en cambio, el descubrimiento de que esos placenteros instantes se deben a la acción de una sustancia química sintetizada en nuestro propio cerebro y que es liberada a la sangre en enormes cantidades durante el contacto sexual. Esta bendita molécula se llama oxitocina y es también la responsable de nuestra visión del mundo, de la calidad de nuestras relaciones humanas, de la confianza, de la generosidad, de la fidelidad, del optimismo y del humor. Por todo esto se la conoce también como la “hormona del amor” o la “molécula afrodisíaca”.

Detalle de "Las Tres Edades de la
Mujer" de Gustav Klimt, 1905.
 
Cada vez que alguien nos da un abrazo o una caricia nuestro cerebro libera al torrente sanguíneo pequeños pulsos de oxitocina que provocan la misma sensación de bienestar que percibimos durante el orgasmo aunque, como es fácil de suponer, a mucha menor escala. Esto es, para ser y sentirnos felices debemos producir oxitocina de forma natural y regular. Y producir oxitocina es tan sencillo como abrazar y ser abrazados, como tocar y ser tocados.

La oxitocina está relacionada, por tanto, no sólo con la conducta sexual, sino también con la social en general. Esta hormona facilita la vinculación entre sujetos, no únicamente entre hombre y mujer, sino también entre padres e hijos, entre hermanos o entre individuos que se relacionan de algún modo. Es la responsable de que las parejas más fieles y duraderas sean aquellas que se acarician más. Y es la razón por la que los deportistas de un mismo club refuerzan su espíritu de equipo abrazándose y tocándose con frecuencia.



20 de abril de 2011

El Ser Humano puede ser extraordinario (especial Semana Santa).

4 comentarios
Todos conocemos el anuncio de la tele que dice "El ser humano puede ser extraordinario". Coño, y claro que puede. La cuestión es que normalmente no le sale de los huevos. O no sabe. Todos los seres humanos tenemos en mayor o menor medida una cualidad innata llamada empatía y que no es más que la capacidad de ponernos en lugar de otra persona, de sentir su sufrimiento, de implicarnos afectiva o emocionalmente con ella. Desarrollar la empatía correctamente, llegar a dominarla y trabajar para su perfeccionamiento requieren, no obstante, de notables dosis de interés, esfuerzo y tesón.
Hay épocas del año, como la Semana Santa o la Navidad, en que la confluencia de diferentes intereses económicos y mediáticos inducen una repentina ola de empatía. En estas fechas una pseudo-empatía invade calles, centros comerciales y medios de comunicación y todos, como por arte de magia, sentimos y celebramos ser mejores personas. No obstante, no es casualidad que esto suceda, por lo general, en períodos vacacionales. Fuera de ellos, el eventual ejercicio de la empatía entra en conflicto con el vertiginoso ritmo de la vida cotidiana que exige, por encima de los demás esfuerzos, una absoluta dedicación a desarrollar la competitividad. O, lo que es lo mismo, a perpetuar una constante y fatigosa lucha darwiniana por la supervivencia. Es por ello que hoy día empatizamos con personajes de ficción (de la tele, del cine, o de la literatura, por ejemplo) más y mejor que con las personas reales que nos rodean. Los primeros nos despiertan emociones positivas, interés, curiosidad, simpatía, solidaridad y devoción. Los últimos son nuestros rivales y, por tanto, avivan en nosotros sentimientos negativos, cuando no destructivos.

"Guernica" de Picasso, 1937.

A los ciudadanos del s. XXI nos ha tocado vivir una realidad estresante, llena de exigencias a todos los niveles y saturada de gente en constante movimiento que, por lo general, incomoda a nuestros propósitos. Padecemos un enfado crónico con el mundo y con quienes lo pueblan. La vida no nos deja tiempo, lugar ni energía para la empatía. Más al contrario, convertimos con asombrosa facilidad a nuestros jefes, compañeros de trabajo, vecinos, familiares o a nuestra pareja en el blanco ideal a quien culpar de nuestras frustraciones, de nuestros errores, de nuestras inseguridades y de nuestros miedos.

Entradas populares

ÁcidoPúblico también tuitea:

Nube de Palabras

#acampadasol 15M Abandono Abraham Lincoln Abrazo Abundancia Accademia de Belle Arti Actualidad Afrodisíaco Agricultura Agua Ahorro Alergia Alfred Korzybski Alimento Amistad Amor Analgésico Antisistema Ashmolean Autoconocimiento Autocrítica Automóvil Autores Banco Baroja Basura Bienestar Bill Gates Botero Burbuja Cachorra Cafetera y vaso de agua Caillebotte Cáncer Carburante Carcoma Caricia CEA Ceguera Champú Charles J. Sykes Chéjov Ciclo Ciencia Círculos dentro de un círculo Ciudadanía. Civismo Clásicos Coche Combustible Comentario Competitividad Comprensión Concejales Conducción Económica Conservantes Consumo Consumo responsable Contaminación Conversación Cordura Cortesía Crédito Crisis Crítica Cultura Dalí Delacroix Delibes Democracia Derroche Desayuno Despilfarro Después del Baño Deuda Dickens Diego Rivera Diésel Discurso de Gettysburgh Dollar Sign Duelo a Garrotazos Ecologismo Ediles Edouard Manet Educación EFSA El Hombre de Vitruvio El Hombre en el Cruce de Caminos El Vidriero Empatía Emprendedores Envases Ernesto de la Cárcova Error Escala de Valores Escándalo Escasez Escritores Escuela España Estrés Eufemismos Europa Excelencia Éxito Éxtasis Fábula Familia Felicidad FESVIAL Fidelidad Fiesta Nacional Fracaso Funcionario Galgos Ganadería Gasolina Giorgione Goya Guernica Guerra Civil Heces Herman Melville Hipoteca Humor IDAE Incivismo Incultura Indignados Información Ingredientes Innovación Interior de la Rotonda de Ranelagh House Investigación Islandia Jardinería Jauja Jean Siméon Chardin Justicia Juventud Klimt Kooning La Adoración de los Magos La Caza en Los Bosques La Inspiración y el Poeta La Libertad Guiando al Pueblo La Quinta del Sordo La Rendición de Breda La Riña Las tres "R" Las Tres Edades de la Mujer Las tres erres Las Tres Esfinges de Bikini Leonardo da Vinci Librerías Libros Livre du roi Modus et de la reine Ratio Maltrato Mañana Mapa Mapa de América Maquillaje Masaccio Mascota Máster MDMA Medios de Comunicación Microsoft Mitología MNBA Moda Moroso Muestra Sesgada Negocios Nicolas Poussin Opinión Orgasmo Otra Margarita Oxitocina País Palacio de Bellas Artes Paolo Ucello Paseo Paul Gauguin Periodismo Perros Peter Paul Rubens Pic-nic Picaresca Picasso Placer Plástico Playa PNL Política Programación Neurolingüística Prójimo Protectora de Animales Proyectos Química RACC Reciclaje Reciclar Reducir Reflexión Relatos Remeros en el Yerres Respeto Responsabilidad Retrato de Un Artista Retrato de un Caballero Veneciano Reutilizar Revolución Riqueza Risa Rocas al Borde del Mar RTVE Saturno devorando a su hijo Sebastian Münster Semana Santa Ser Humano Sexo Sin Pan y Sin Trabajo Sistema Sistema educativo Skoda Octavia Sociedad Sorolla Spanishrevolution Sufrimiento Tauromaquia Territorio Testimonios Toros Trabajo Tradición Triunfo TV Twain Universidad Vecinos Velázquez Viceversa Vivienda Voluntarios Warhol Wassily Kandinski