28 de marzo de 2012

Viceversa para todos.

2 comentarios
O sea, que en los tiempos que corren, mediando ya el primer tercio del s. XXI, todavía existen en la moderna y occidental España ciudadanos libres -algunos incluso peinan canas, se las dan de cultos y presumen de carrera y cátedra- plenamente convencidos de que hay dos tipos de medios de comunicación. Por un lado, estarían los medios regidos por los espíritus del bien, la paz y la justicia, medios éstos cuyo único fin es proporcionar al vulgo información veraz y objetiva, medios que no recurren nunca a la manipulación o al sesgo malintencionado, medios que se gestionan no como empresas privadas con sus balances y sus cuentas de resultados si no como cándidas y adorables oenegés de la verdad a fondo perdido. En el extremo opuesto, estarían los del otro tipo: los medios de comunicación propagandistas y sectas adoradoras de belcebúes con rabo, cuernos y espumarajos en los colmillos, medios éstos consagrados al mal, que manipulan la realidad u ocultan partes de la misma en aras de intereses espúreos e inconfesables. O sea, medios que siempre tienen la razón y medios que no la tienen nunca. ¿En serio que todavía existe quien se traga estas cosas? ¿En el siglo XXI y en un país 'primermundista', o sea, gente para la que la vida es un 'Star Wars' con buenos que son muy-muy buenos y visten de blanco frente a otros que visten de luto y habitan el lado oscuro?
"La Libertad Guiando al Pueblo", óleo sobre lienzo de Eugène Delacroix (1830)

Verán. España es un hábitat -hay quien equivocadamente lo llama una cosa que nunca ha sido hasta hoy, país- en el que la inmensa mayoría de aborígenes estamos incapacitados para hollar la realidad de otra forma que no sea esta simplona y perpetua dicotomía. La política, el deporte, la cultura, la sociedad misma... todo es un interminable remake de 'Star Wars', un gigantesco tablero de ajedrez en el que la primera persona de singular ocupa por defecto -nunca mejor dicho- el escaque blanco de la reina de blancas. Nunca de negras. Negras, no. Negras, caca. Y somos así no porque queramos -que haría falta ser gilipollas querer tal cosa- sino porque padecemos un mal exclusivo. Muy nuestro. Una ceguera crónica y endémica que es, además, curiosa de cojones: una ceguera de un solo ojo. Todos los españoles, excepciones a parte, somos ciegos de un ojo de los de ver. Los que no ven por su ojo derecho suelen tener el izquierdo hipertrofiado hasta tal punto que pueden detectarlo absolutamente todo (el mínimo movimiento, las más sutiles tonalidades, cualquier tamaño y forma...) siempre y cuando proceda del lado izquierdo. Recordemos que su lado derecho es ciego, inútil. Los otros, por el contrario, son ciegos del ojo izquierdo y se comportan exactamente como imágenes especulares de los anteriores. Igual pero al revés. Esto es, sólo ven hacia el lado derecho con su ojo derecho y lo ven todo de ese lado con extrema agudeza y nada del zurdo. Luego, para dar de comer a parte, están los bichos raros (los que ven por ambos ojos o los ciegos de los tres, por poner dos ejemplos), que carecen de significación en cuanto a número e importancia relativa. Según los dos grandes sectores dominantes, estas rara avis "ni son españoles ni son ".
GIF Apartamentos  728x90

20 de marzo de 2012

Una (y otra) vez.

2 comentarios
Esta semana he vuelto a oír la enésima historia del emprendedor triunfador. Supongo que ya sabrán a lo que me refiero: la historia de cómo fulanito o fulanita decidió romper repentinamente con su existencia gris de asalariado desmotivado, sin proyección y sin futuro alentador para dirigirse en linea recta hacia la felicidad plena y absoluta. Hacia la autorealización personal, familiar y profesional. Hacia el éxito. Fue en el transcurso de un seminario sobre innovación. La señora conferenciante, poniéndose constantemente ella misma como ejemplo, animaba a toda la concurrencia a emprender proyectos similares, a liberarse de las orejeras y de los miedos, a avanzar con rumbo firme hacia una tierra prometida fértil y próspera donde cualquier sufrimiento siempre es recompensado y tal, y tal, y tal...
"La Rendición de Breda", cuadro de Velázquez pintado en 1635.

Todas estas historias siempre me han parecido plagios en formato bolsillo de las biografías que en distintas épocas ya protagonizaran prohombres con apellidos tan lustrosos como Onassis, Rockefeller, Gates, Jobs u Ortega. Y cada vez es más común que los programadores de cursos, másteres y seminarios incluyan en sus programas charlas, conferencias y derivados de este tipo en las que podrán ser distintos los personajes, podrán haber desenvuelto sus andanzas éstos en distintos decorados o podrán estar escritos los guiones de sus vidas y de sus negocios en diferentes idiomas, pero lo que no cambia nunca es la moraleja del relato, por todos conocida casi de memoria: ¿emprender?¿innovar?, adelante!

Entradas populares

ÁcidoPúblico también tuitea:

Nube de Palabras

#acampadasol 15M Abandono Abraham Lincoln Abrazo Abundancia Accademia de Belle Arti Actualidad Afrodisíaco Agricultura Agua Ahorro Alergia Alfred Korzybski Alimento Amistad Amor Analgésico Antisistema Ashmolean Autoconocimiento Autocrítica Automóvil Autores Banco Baroja Basura Bienestar Bill Gates Botero Burbuja Cachorra Cafetera y vaso de agua Caillebotte Cáncer Carburante Carcoma Caricia CEA Ceguera Champú Charles J. Sykes Chéjov Ciclo Ciencia Círculos dentro de un círculo Ciudadanía. Civismo Clásicos Coche Combustible Comentario Competitividad Comprensión Concejales Conducción Económica Conservantes Consumo Consumo responsable Contaminación Conversación Cordura Cortesía Crédito Crisis Crítica Cultura Dalí Delacroix Delibes Democracia Derroche Desayuno Despilfarro Después del Baño Deuda Dickens Diego Rivera Diésel Discurso de Gettysburgh Dollar Sign Duelo a Garrotazos Ecologismo Ediles Edouard Manet Educación EFSA El Hombre de Vitruvio El Hombre en el Cruce de Caminos El Vidriero Empatía Emprendedores Envases Ernesto de la Cárcova Error Escala de Valores Escándalo Escasez Escritores Escuela España Estrés Eufemismos Europa Excelencia Éxito Éxtasis Fábula Familia Felicidad FESVIAL Fidelidad Fiesta Nacional Fracaso Funcionario Galgos Ganadería Gasolina Giorgione Goya Guernica Guerra Civil Heces Herman Melville Hipoteca Humor IDAE Incivismo Incultura Indignados Información Ingredientes Innovación Interior de la Rotonda de Ranelagh House Investigación Islandia Jardinería Jauja Jean Siméon Chardin Justicia Juventud Klimt Kooning La Adoración de los Magos La Caza en Los Bosques La Inspiración y el Poeta La Libertad Guiando al Pueblo La Quinta del Sordo La Rendición de Breda La Riña Las tres "R" Las Tres Edades de la Mujer Las tres erres Las Tres Esfinges de Bikini Leonardo da Vinci Librerías Libros Livre du roi Modus et de la reine Ratio Maltrato Mañana Mapa Mapa de América Maquillaje Masaccio Mascota Máster MDMA Medios de Comunicación Microsoft Mitología MNBA Moda Moroso Muestra Sesgada Negocios Nicolas Poussin Opinión Orgasmo Otra Margarita Oxitocina País Palacio de Bellas Artes Paolo Ucello Paseo Paul Gauguin Periodismo Perros Peter Paul Rubens Pic-nic Picaresca Picasso Placer Plástico Playa PNL Política Programación Neurolingüística Prójimo Protectora de Animales Proyectos Química RACC Reciclaje Reciclar Reducir Reflexión Relatos Remeros en el Yerres Respeto Responsabilidad Retrato de Un Artista Retrato de un Caballero Veneciano Reutilizar Revolución Riqueza Risa Rocas al Borde del Mar RTVE Saturno devorando a su hijo Sebastian Münster Semana Santa Ser Humano Sexo Sin Pan y Sin Trabajo Sistema Sistema educativo Skoda Octavia Sociedad Sorolla Spanishrevolution Sufrimiento Tauromaquia Territorio Testimonios Toros Trabajo Tradición Triunfo TV Twain Universidad Vecinos Velázquez Viceversa Vivienda Voluntarios Warhol Wassily Kandinski