2 de octubre de 2011

Una mañana de domingo.

Esta mañana, a eso de las once del mediodía, han decidido mis adorables vecinos del entresuelo lo que toca y lo que no toca. Y a los habitantes de las restantes 5 plantas del bloque (y al barrio entero y alrededores) nos tocó jodernos, resignar la mañana, dar por perdido el domingo y hemos visto, ya de paso, considerablemente mermada la fe en la especie humana que manifestábamos en el anterior post. Un simple gesto, clic, y se fué todo a la mierda. Ya ven qué fácil es destruir o, como dirían algunos snobs, desaprender.
A mis adorables vecinos del entresuelo les debió parecer que la mañana era un fiel reflejo de sus propias personalidades y de sus propias existencias, es decir, algo vacío, insignificante, insustancial y tedioso. Me los imagino asomándose a la ventana por la mañana temprano: el sol radiante, elevándose desde el mar y llenando de colores y reflejos la mañana mediterránea, y una discretísima brisa de levante dando la temperatura 'al dente' para un perfecto domingo. Me los imagino viendo esta escena por la ventana y diciéndole la una al otro: "Jhony, churri, pon algo de música, anda". Como repentinamente iluminados para enmendar a la mismísima 'Madre Natura'. Como sintiéndose obligados a llenar los vacíos en plan performance: puertas y ventanas de par en par, altavoces en el alféizar... no sé si me explico.

"Rocas al Borde del Mar", de Paul Gauguin (1886), óleo sobre lienzo
actualmente expuesto en el Konstmuseum de Goteborg.


El caso es que, a partir de ese momento, ya importó un carajo lo que cada residente de los 5 pisos del bloque hubiera o hubiese elegido para pasar la mañana de domingo. Esta pareja de orangutanes metidos a DJ's ya había decidido por todos nosotros que tocaba escuchar, porque sí, los 40 Principales. Así que, por las bravas, se fueron sucediendo Malú, Justin Bieber, Pitbull, Shakira... a unos 90 decibelios (belio arriba, belio abajo) con las consiguientes cuñas de publicidad y todo. Sobra decir que la decisión sobrevino sin consulta previa, ni votación, ni referéndum porque la incultura es así de osada y porque su exquisito gusto musical -deben haber pensado los muy gilipollas- se basta él solo para erigirse por sí mismo en B.S.O del barrio.
No es la primera vez que mis adorables vecinos del entresuelo nos obsequian con tan sublimes muestras de asilvetramiento. En otra ocasión, después de que hubieran visto por TV -y nosotros, la obligada concurrencia, oído de alfa a omega- un episodio de 'El Encantador de Perros', todo el sumiso vecindario pudimos disfrutar de la aplicación práctica (gritos, juramentos y amenazas inclusive) que un perfecto SUBNORMAL líder de la manada profería a un cachorrillo de unos 6 meses. Lecciones que nos han servido a toda la comunidad para que ahora, cada vez que sale de casa la parejita y encierra al chucho en la terraza, disfrutemos de los ladridos, aullidos y gimoteos desquiciados de su mascota. Y, en cambio, cuando la parejita vuelve al calor del hogar el can se tumbe quieto y asustado en una esquina porque la berrea la protagonizan (starring: el Jhony y la Esther) sus dueños, tan dados ellos a manejar hasta sus propios pensamientos a grito pelao sin importarle un carajo la libertad, el gusto y el confort de los mártires que tenemos la fatal desgracia de vivir en su misma urbanización.
A pesar de todo lo anteriormente dicho, somos muchos los sufridos convecinos que coincidimos en dar gracias al cielo por permitirnos semejante lujo. Ya quisieran cientos de paleontólogos en todo el mundo disfrutar en vivo y en directo, puerta con puerta casi, de tan perfecto ejemplo de familia neanderthal que ignora, pese a habitar el s. XXI, la teoría y la praxis de conceptos tales como Respeto, Consideración, Civismo, Discrección o Cortesía. Pues eso, que agradecido me hallo una vez más, amén. Ahora bien, cualquier día de éstos en que un servidor se levante con el pie cambiado y se le relajen sin querer las formas y la educación, un servidor de ustedes va a presentarles a mis adorables vecinos del entresuelo -para que conozcan por primera vez después de 3 años de convivencia- los 1.200 wattios de un Hi-Fi Technics que habita en mi salón. Y lo hará este servidor de ustedes descolgando los cuatro altavoces hasta la puerta del entresuelo B con el 'Signore ascolta' (del 'Turandot', de Puccini) y la rosca del volumen apuntando al 10. Ya les contaré qué pasa llegado el momento. Pero ya les anticipo que la revancha me la guardo para un día que la Esther tenga dolor de ovarios o el Jhony venga de resaca de cubalibres.

GIF Apartamentos  728x90

4 comentarios:

  1. UY que risa !! Sr. !! los 40!! deberían ser obligatorios en todos los hogares de DIOS los domingos por la mañana ... y tener en el salón de la casa un holograma de este sr. que presentaba el programa que se parecía a Jorge Michael y no recuerdo el nombre.

    Usted lo que tiene son unos enviados del futuro, y le están indicando el camino, no se queje por favor, y música de puccini, llévela a la iglesia para exorcizar a algún personaje extraño, pero déjeme al johny y la esther, que desde aquí, hoy, les quiero un poco más.

    ResponderEliminar
  2. Probablemente, amigo Jorge, el tal Jhony y la tal Esther sean más "queribles" desde la distancia como usted los quiere. Sin restarle méritos ni a ellos ni a usted, esto no lo dudo ni por un momento, fíjese. Sobre todo teniendo en cuenta los actos y entreactos de bodevil que este sufrido Job vecino suyo (de ellos quiero decir, no de usted, por desgracia) tiene que oir, ver y callar. Esto último no por placer sino más bien en pro de la paz del vecindario.

    Con este post no pretendíamos -aunque tampoco pasaría nada en este caso particular- poner en cuestión la libertad que toda criatura de dios tiene para ejercer su derecho a que le guste lo que le quiera gustar, lo que pueda gustar o lo que sepa degustar. Siempre y cuando (claro está, cortesía obliga) a que ello guste a los que gustan de ello y no disguste a los que no les gusta. Para lo cual es mano de santo, oiga, la milenaria receta de "cada uno en su casa y Dios en la de todos", que se decía antiguamente. Y aforismo, además, gracias al cual el tal Jhony y la tal Esther todavía desconocen la existencia tanto del mencionado Technics como de mis preferencias musicales pese a que ambas (aparato y aficiones) llevan siendo vecinos de la parejita cerca de 3 años. Pero, créame, todo se andará. Le mantendré al corriente a medida que se vaya andando.

    No sé si está o no usted de acuerdo con todo, nada o sólo en partes. No obstante, le agradezco una vez más su interés por este humilde foro tan suyo como mío. Y, en lo referente a este comentario en particular, agradezco también su agudo sentido del humor, del que el arriba firmante se ha contagiado alegremente tras jornada tan repleta de emociones al límite.

    Por cierto, creo que se refiere usted al ilustre y afectado FernanDisco, profesional que ha echo por el mundo mundial de la música -todo sea dicho- hazañas sólo superadas por Luís Cobos, Georgi Dann y Tamara 'La Fea'. Cada uno en lo suyo.

    Un cordial saludo. Un abrazo. Y se me cuide.

    ResponderEliminar
  3. es usted un autentico crack, de la palabra, pero me he puesto en contacto con el johny y la ester, comunicándole a ambos dos, su malestar. Pronunciandome imparcial debido a cuestiones de distancia, y que me importa un carajo lo que pase en su vecindario, que no con usted amigo mío, y por ello mi decisión de actuar. me han dicho que a partir de ahora, no pondrán más los 40 principales, lo del volumen, dicen haberse acostumbrado a los decibelios del bar de Juanma los sábados in the night, y que sus oídos ya no escuchan escalas menores. En resumen, a partir de ahora, pondrán CAMELA y otras Varieties que tienen en formato casete, ya que el cede está jodido !!

    Un abrazo ... enorme.

    ResponderEliminar
  4. Agradezco enormemente, Sr. Santos, su honesta e imparcial intermediación. Deseo por la salud emocional de toda la comunidad que sus esfuerzos diplomáticos produzcan avances a corto-medio plazo.

    No obstante, coincidirá usted conmigo en que el anuncio de emplear la contundencia de 'Camela' -arma de destrucción masiva de neuronas donde las haya- para los sucesivos fines de semana, lleva implícita una chulesca amenaza que los sufridos mártires del chundachunda y del lolailolai no podemos tolerar bajo ningún concepto.

    De modo que, en el más que probable caso de que mis adorables vecinos insistan en su invasiva actitud de allanar espacios acústicos de hogares ajenos, hemos preparado entre varios vecinos un ataque simultáneo desde varios flancos. Y esta misma mañana de lunes se han sumado a mi aria de Puccini piezas de artillería más contundentes: 'Antichrist Superstar' de Marilyn Manson y el 'Roots, Bloody Roots' de Sepultura entre otros. No obstante, se admiten sugerencias.

    No quiera Dios pero, por si las moscas, la recámara está por tanto cargada y en perfecto estado de revista para el día 'D' al alba en espera de los citados dolores de la Esther. Admito: con premeditación y alevosía.

    Todo esto, huelga decir, habida cuenta de que anteriores intentos de conciliación han sido estériles. Como el de hace tan sólo quince días en que hemos dejado gratuitamente en el buzón del entresuelo-B un par de manuales de civismo y urbanidad encuadernados en tapas duras que no han dudado, por cierto, en emplear aquella misma tarde para corregir la cojera de la barbacoa de la terraza. O como aquel otro intento anterior al verano en que recaudamos fondos para regalarles un par de audífonos y hasta auriculares de última generación con los que hubieran podido inyectarse su 'original soundtrack' directamente en el hipotálamo. En lugar de inflar los cojones al inocente auditorio.

    Sirva todo esto también, estimado Jorge, para recomendarle a usted que no se deje tomar el pelo por tan infame ralea de personajes con monsergas de si el bar de Juanma o de si lectores de CD's jodidos. Los que estamos bien jodidos somos los desafortunados bobos a los que nos ha tocado convivir con primates dotados de semejante afán de notoriedad. Que no dejan pasar la mínima ocasión para anunciar, audible a los cuatro vientos en un radio de 1 km. a la redonda, que "aquí viven todavía dos auténticos gilipollas de las cavernas".

    Aunque es de agradecer todos sus esfuerzos, amigo Jorge, hay empresas en exceso arduas para el común de los simples mortales.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Nuestro único objeto es invitar a la reflexión. Siéntete, por tanto, libre de dejarnos tus opiniones aún cuando no coincidan en absoluto con las nuestras. De hecho, aquellas que fomentan el debate son más importantes, si cabe. Haznos llegar también tus sugerencias de mejora. Gracias por adelantado. Por compartir, por participar. Y por ser respetuoso.

Entradas populares

ÁcidoPúblico también tuitea:

Nube de Palabras

#acampadasol 15M Abandono Abraham Lincoln Abrazo Abundancia Accademia de Belle Arti Actualidad Afrodisíaco Agricultura Agua Ahorro Alergia Alfred Korzybski Alimento Amistad Amor Analgésico Antisistema Ashmolean Autoconocimiento Autocrítica Automóvil Autores Banco Baroja Basura Bienestar Bill Gates Botero Burbuja Cachorra Cafetera y vaso de agua Caillebotte Cáncer Carburante Carcoma Caricia CEA Ceguera Champú Charles J. Sykes Chéjov Ciclo Ciencia Círculos dentro de un círculo Ciudadanía. Civismo Clásicos Coche Combustible Comentario Competitividad Comprensión Concejales Conducción Económica Conservantes Consumo Consumo responsable Contaminación Conversación Cordura Cortesía Crédito Crisis Crítica Cultura Dalí Delacroix Delibes Democracia Derroche Desayuno Despilfarro Después del Baño Deuda Dickens Diego Rivera Diésel Discurso de Gettysburgh Dollar Sign Duelo a Garrotazos Ecologismo Ediles Edouard Manet Educación EFSA El Hombre de Vitruvio El Hombre en el Cruce de Caminos El Vidriero Empatía Emprendedores Envases Ernesto de la Cárcova Error Escala de Valores Escándalo Escasez Escritores Escuela España Estrés Eufemismos Europa Excelencia Éxito Éxtasis Fábula Familia Felicidad FESVIAL Fidelidad Fiesta Nacional Fracaso Funcionario Galgos Ganadería Gasolina Giorgione Goya Guernica Guerra Civil Heces Herman Melville Hipoteca Humor IDAE Incivismo Incultura Indignados Información Ingredientes Innovación Interior de la Rotonda de Ranelagh House Investigación Islandia Jardinería Jauja Jean Siméon Chardin Justicia Juventud Klimt Kooning La Adoración de los Magos La Caza en Los Bosques La Inspiración y el Poeta La Libertad Guiando al Pueblo La Quinta del Sordo La Rendición de Breda La Riña Las tres "R" Las Tres Edades de la Mujer Las tres erres Las Tres Esfinges de Bikini Leonardo da Vinci Librerías Libros Livre du roi Modus et de la reine Ratio Maltrato Mañana Mapa Mapa de América Maquillaje Masaccio Mascota Máster MDMA Medios de Comunicación Microsoft Mitología MNBA Moda Moroso Muestra Sesgada Negocios Nicolas Poussin Opinión Orgasmo Otra Margarita Oxitocina País Palacio de Bellas Artes Paolo Ucello Paseo Paul Gauguin Periodismo Perros Peter Paul Rubens Pic-nic Picaresca Picasso Placer Plástico Playa PNL Política Programación Neurolingüística Prójimo Protectora de Animales Proyectos Química RACC Reciclaje Reciclar Reducir Reflexión Relatos Remeros en el Yerres Respeto Responsabilidad Retrato de Un Artista Retrato de un Caballero Veneciano Reutilizar Revolución Riqueza Risa Rocas al Borde del Mar RTVE Saturno devorando a su hijo Sebastian Münster Semana Santa Ser Humano Sexo Sin Pan y Sin Trabajo Sistema Sistema educativo Skoda Octavia Sociedad Sorolla Spanishrevolution Sufrimiento Tauromaquia Territorio Testimonios Toros Trabajo Tradición Triunfo TV Twain Universidad Vecinos Velázquez Viceversa Vivienda Voluntarios Warhol Wassily Kandinski